El elefante del Rey (2003)

Después de tres años en Estados Unidos, de vuelta a Madrid, me encontré a Colin Arthur en el estreno de un cortometraje y me comentó que tenia un proyecto en el que iba a necesitar ayuda.  Durante los años que yo había estado en el extranjero varios otros escultores habían pasado por el taller de Colin, pero en ese momento no tenía a ninguno. Me apunté encantado de volver a trabajar con mi antiguo jefe, maestro y amigo.   Se trataba de hacer una escultura de un hipopótamo a tamaño real para un restaurante.  Poco después llegó un trabajo de mayores proporciones. Le pidieron  una reproducción a escala real del elefante africano que hay en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid para el mediometraje El elefante del Rey.  El proyecto era cuatro mediometrajes que conformarían un largo en cuatro episodios.  Fuimos al Museo , tomamos medias y fotos. Colin tenia un trabajo en el extranjero y  yo me quedé a cargo del proyecto. Eso si, conté con la ayuda de un buen escultor experto en talla de porexpan. Por desgracia no recuerdo su nombre, solo puedo decir que fue un placer trabajar con él. Reconozco que en ese momento yo tenía  poca experiencia en talla de porex y me vino muy bien trabajar junto a este magnifico colaborador del que aprendí unos cuantos trucos. Hicimos el elefante con una estructura de metal interna. De una de las patas delanteras hicimos dos versiones, también de las orejas y la trompa, para  poder mostrar al elefante en dos posturas diferentes.

elefante3elefante1.

elefante2.

Una vez terminada la talla, recubrimos las piezas con látex liquido coloreado.

Colin llegó del extranjero justo para entregar el Elefante. El día del transporte, llevamos el paquidermo desde Paracuellos del Jarama hasta la  antigua escuela de Cerámica de la Moncloa, atravesando todo Madrid con nuestro magnifico elefante a la vista de todos.

elefanteaire elefantefinal

También le pidieron a Colin un efecto de lluvia que resolvimos sin problemas.